No actuar es el mayor riesgo que existe