Seguramente alguna vez te has preguntado qué es eso de la incapacidad judicial, y cómo puedes hacer su procedimiento para tu caso específico. 

La incapacidad judicial en España, es una forma de incapacitar a una persona legalmente ante ciertos hechos que se te otorgan una vez cumples la mayoría de edad. 

Mayoritariamente por problemas de salud psicológica, edad avanzada u otras situaciones que hacen que la persona no tenga el poder total de sus decisiones de manera consciente y libre. Por lo que le ley Española habilita la incapacidad Judicial para proteger a estas personas de potenciales abusos, manipulaciones o engaños. 

Esta ley queda expuesta en el artículo 199 y siguientes del Código Civil Español. 

¿Cuáles son los requisitos para la incapacitación judicial de una persona?

Como barrera de protección a la vulnerabilidad de estas personas la legislación Española exige mínimo una garantía a favor de la persona. 

  • Sentencia que culmine un proceso judicial declarativo. 
  • Evidencia de las causas que hacen a esta persona legalmente vulnerable. 

En otras palabras, podríamos decir que los requisitos exigidos son o bien padecer una enfermedad, deficiencia o característica física i psíquica permanente o de largo plazo que haga que la persona pierda de total voluntad consciente sus decisiones. O bien la ausencia de la persona de habilidades de habilidad y entendimiento que lo hacen altamente vulnerable ante varios hechos. 

incapacidad jurídica

La incapacitación judicial se puede incluso extender a los bienes de la persona o a la guarda de la misma mediante cualquiera de estas tres figuras legales. 

  • La tutela.
  • La curatela.
  • El defensor judicial.

¿Cuál es el procedimiento para conseguir la incapacitación judicial?

El procedimiento para la incapacitación judicial se puede dividir en los siguientes pasos: 

1 – Lo primero a tener en cuenta es la demanda para la declaración de incapacidad hecha por un cónyuge, pareja, hermano o hijos. 

2 – Adjuntar a la demanda documentos médicos que acrediten legalmente la enfermedad o incapacidad de la persona a la que se quiere incapacitar legalmente. 

3 – Una vez presentada la demanda de incapacitación judicial o legal, conjuntamente a toda la documentación requerida, el Sr Juez deberá practicar obligatoriamente 3 pruebas. Una audiencia con los familiares más próximos al incapaz, otra de manera individual además de un examen médico forense como último recurso. .

4 – Y por último es necesaria la sentencia declarando la incapacitación judicial, que deberá contener, el régimen de tutela, la persona nombrada, duración…etc. 

En Gimeno Abogados hemos ayudado a muchas familias a conseguir esta tranquilidad con la incapacitación judicial para uno de los integrantes de su entorno, protegiendo así a la persona afectada y a sus allegados.